FAQs: Medieval Spanish Bibles

Cuestiones generales sobre las biblias romanceadas castellanas medievales
¿Qué son las biblias romanceadas?
¿Por qué son importantes?
¿Cuáles son los romanceamientos más antiguos?
¿Cuántos códices bíblicos se conservan y cuáles son?
¿Existieron otros códices bíblicos, además de lo que se conservan?
¿Quién hizo las biblias romanceadas y para quién?
¿De qué original traducían?
¿En qué orden aparecen los libros?
Las diferentes biblias romanceadas ¿se hicieron de manera independiente o hay alguna relación de parentesco entre ellas?
¿Existen romanceamientos bíblicos medievales a otras lenguas de la Península?
¿Cuál era la postura de la Iglesia Católica ante la traducción de la Biblia a lenguas vernáculas?
¿Dónde se puede encontrar más información sobre los romanceamientos bíblicos medievales?

¿Qué son las biblias romanceadas? Se conoce como "biblias romanceadas" a las traducciones de la biblia al romance castellano hechas durante la Edad Media. Aunque existen traducciones medievales a otras lenguas romances, el término "biblia romanceada" se ha empleado tradicionalmente en publicaciones y estudios como sinónimo de "traducción bíblica medieval al castellano".

¿Por qué son importantes? Hay varias razones por las que las biblias castellanas medievales han merecido la atención de los estudiosos. Para empezar, la Biblia es el texto más influyente en la Edad Media Hispánica, con repercusión en las más variadas facetas de la cultura, el pensamiento y el arte medieval. Para los interesados en la lengua y la literatura medievales, los romanceamientos bíblicos son un extenso corpus textual, con una importancia evidente en el desarrollo del castellano escrito. Además, al tratarse del único texto con versiones compuestas en todos los periodos de la historia de la lengua, el corpus bíblico tiene particular interés para los estudiosos de la historia del español, pues la comparación de las diferentes versiones ofrece una perspectiva inigualable para observar la evolución de la lengua a lo largo de la historia.

¿Cuáles son los romanceamientos más antiguos conservados? La actividad de traducción bíblica al castellano empieza desde los inicios escritos de la lengua siendo de hecho los primeros textos extensos en prosa castellana. En concreto, los pasajes bíblicos traducidos del hebreo que aparecen en La fazienda de ultramar parecen proceder de un romanceamiento previo que podría situarse a finales del siglo XII o principios del XIII. De la misma época datarían unos fragmentos de los Salmos traducidos del latín al castellano descubiertos recientemente.

¿Cuántos códices bíblicos se conservan y cuáles son? Se conservan unos doce códices medievales que contienen biblias completas o fragmentarias. Además existen pasajes insertados en obras historiográficas, traducciones de libros sueltos y pequeños fragmentos. Se puede obtener informació más detallada en la sección Índice de Biblias

¿Existieron otros códices bíblicos, además de lo que se conservan? Por regla general, en lo que concierne a códices medievales, se calcula que lo que conservamos es una pequeña parte de lo que existió (en torno a un 10%). En el caso de las traducciones bíblicas tenemos constancia de la existencia de códices de los que tan solo se ha conservado un pequeño fragmento. También hay testimonios de la destrucción de biblias en romance por parte de las autoridades eclesiásticas debido a la prohibición que, especialmente a partir del fin del siglo XV, se aplicó con todo rigor al uso y propiedad de estos ejemplares.

¿Quién hizo las biblias romanceadas y para quién? La gran mayoría de las versiones bíblicas medievales al castellano que conservamos nos han llegado sin información explícita sobre patrocinador, autor o público destinatario. Tenemos, por un lado, las versiones producidas durante el siglo XIII con un interés historiográfico, como la Fazienda o la General estoria, que aunque incluyen pasajes de contenido bíblico no son propiamente biblias. Para la única biblia en sentido estricto producida en el siglo XIII, la formada por los códices E6 y E8, no tenemos información clara de su procedencia. Para las traducciones del siglo XV, solo tenemos información en dos casos: la Biblia conservada en la biblioteca de la Casa de Alba fue hecha por el rabino Mosé Arragel por encargo de Luis de Guzmán, maestre de la Orden de Calatrava, y la Biblia del códice BNM 10288 fue seguramente hecha para el Marqués de Santillana. Parece pues, que las biblias castellanas cuatrocentistas nacen en ambientes cortesanos y están hechas por judíos conocedores del hebreo por encargo de patrocinadores cristianos que tienen interés por dotar a sus bibliotecas privadas de ejemplares bíblicos traducidos directamente del hebreo.

¿De qué original traducían los romanceadores? Las traducciones medievales de la Biblia al castellano fueron en unos casos hechas desde la Vulgata latina y en otros desde la Biblia hebrea, pues no había conocimiento del griego en la Edad Media castellana. En términos generales, entre los romanceamientos que conservamos del XIII predominan los que están hechos a partir del latín y entre los del XV predominan las traducciones del hebreo. En los siguientes enlaces se puede consultar información detallada sobre los romanceamientos hechos desde la Vulgata latina y los que han sido hechos desde la Biblia hebrea.

¿En qué orden aparecen los libros? En lo que respecta a la disposición de los libros en los códices bíblicos medievales se distinguen, en términos generales, dos tendencias: o bien se sigue el orden de la Biblia hebrea, o el de la Vulgata. En la sección Índice de manuscritos se enumera para cada códice los libros presentes en el mismo en el orden en que aparecen. Para ver un cuadro resumen del orden de los libros en los romanceamientos pulsar aquí.

Las diferentes biblias romanceadas ¿se hicieron de manera independiente o hay alguna relación de parentesco entre ellas? Este es un asunto complejo para el que no hay todavía una respuesta definitiva. En lo que respecta a los romanceamientos del XIII hay quien propone que los compiladores de la General Estoria utilizaron un romanceamiento anterior (el representado por los códices E8 y E6) mientras que otros desestiman esta posibilidad. En lo que respecta a los romanceamientos cuatrocentistas hechos desde el hebreo, unos han postulado la independencia de las diferentes versiones y otros han señalado relaciones de interdependencia entre algunos de ellos. También se ha propuesto la existencia de influencias entre los romanceamientos a partir de la existencia de versiones orales que eran conocidas por los diferentes romanceadores.

¿Existen romanceamientos bíblicos medievales a otras lenguas de la Península? El caso del castellano, con una docena de códices bíblicos conservados que representan hasta ocho traducciones diferentes para algunos libros es algo excepcional para las lenguas vernáculas de la Europa medieval. Entre las demás lenguas peninsulares destaca la existencia de romanceamientos bíblicos medievales en catalán, con varios códices bíblicos, libros sueltos y fragmentos conservados (para más información se puede visitar el sitio del proyecto Corpus Biblicum Catalanicum). Hay también un códice con fuerte impronta oriental, el manuscrito conocido como E8, que se manifiesta principalmente al nivel gráfico debido a la intervención del copista, pero en los demás aspectos conserva plenamente la base lingüística castellana del original. Para el gallego-portugués no conocemos la existencia de romanceamientos literales de la Biblia.

¿Cuál era la postura de la Iglesia Católica ante la traducción de la Biblia a lenguas vernáculas? Existía una prohibición que no siempre se hacía cumplir con todo el rigor. Parece que las biblias que conservamos no fueron destruidas por pertenecer a personajes de la nobleza y la realeza con el suficiente poder como para poder desafiar la prohibición pero muchas de ellas fueron finalmente requisadas por la Inquisición.

¿Dónde se puede encontrar más información sobre los romanceamientos bíblicos medievales? En la sección de bibliografía hemos compilado una lista bastante exhaustiva de las ediciones y estudios existentes clasificada por temas. En la sección publicaciones incluimos los trabajos que han llevando a cabo los miembros del grupo Biblia medieval y colaboradores, muchos de ellos disponibles en formato electrónico.